martes, 24 de febrero de 2015

Óscars 2015: Parte II

Como ya os dije ayer, hoy hago repaso de los looks que menos me han gustado de los Óscars o que, directamente, me han horrorizado. Sin más dilación ¡allá voy!

¿Seriously?

No tengo ni idea de quién es, ni me importa. Tampoco sé quién es el diseñador, ni falta que me hace. De hecho, prefiero no saberlo porque en caso de tener un futuro prometedor, con semejante trapo, lo ha tirado por la borda.


Scarlett siempre me ha parecido que está sobrevalorada, tanto física como profesionalmente. Es una especie de versión americana y actriz de Cristina Pedroche. Se empeña en marcar y enseñar y acierta muy pocas veces. Mención especial para el collar del cual hay un clon en las rebajas de Zara.


Julianne Moore, con lo que tu me gustas a mi ¿para qué te fías de Karl si dos de cada tres veces pierde el norte? El señor está mayor y sí, dirige Chanel, pero ya no es lo que era.


Solange desde que su vestido de boda arrasó en las RRSS (yo fui fan) se ha venido arriba y piensa que todo vale y NO.


Otra infiltrada que va hecha un cuadro o, mejor dicho, un jarrón chino ¡Para que luego hablen de Sonia Monroy!


Pe...pe...pero ¿por qué? ¿En qué momento a ti y a vuestro estilista os pareció buena idea?


Nicole, deja de pincharte cosas en la cara que pareces la bruja o la madrastra de cualquier cuento escrito o por escribir. Mides 1.80 y tienes una de las perchas más envidiables de todo Hollywood ¿a santo de qué elijes ese modelito? Yo de verdad, no doy crédito.


Ay Keira, Keira, a veces con la intención no es suficiente. El vestido tiene buena base pero no se por qué Valentino lo ha querido convertir en el vestido de boda de Angelina con semejantes textos. A Jolie se lo perdono por los tintes emocionales, pero a Valentino tanto sol le está pasando factura.


Llega el turno de la estilista-falsa-guapa más sobrevalorada de la historia; Louise Roe. Creo que, en total, la habré visto acertada tres veces y se supone que se dedica a ello ¡menos mal!


La niña pequeña de los Osbourne se ha hecho mayor y ahora se cree una señorita del upper east side pero No querida. Ni tienes percha ni, mucho menos, gusto para salir en el TEAM OK de los Óscar. Keep trying.


Y ahora sí que sí, doy por finalizada mi crónica sobre los Óscars. ¡Feliz martes y hasta pronto!

lunes, 23 de febrero de 2015

Óscars 2015: Parte I

Una vez más, para no perder las buenas costumbres, mi lengua viperina y yo venimos con la escopeta cargada para analizar los modelitos de los Óscar. Tengo que reconocer que este año el nivel ha subido muchísimo y me ha resultado muy fácil elegir mis vestidos favoritos. 

Es más, rompiendo la tradición, hoy os enseño diez vestidos que me encantan y mañana os enseñaré los diez que no me han gustado. He decidido hacer dos capítulos para no aburrir ni dejar vestidos en el tintero. Por primera vez en mucho tiempo ha habido más que me han gustado (alguno se ha quedado fuera de la criba) que "Oh my God ¡qué horror!".

Baby, I´m in love

El primer vestido que vi ayer fue este de Faith Hill y fue amor a primera vista. No soy muy fan de la manga larga (me agobia bastante) pero a este J.Mendel le perdono lo que quiera.


Siena Miller o, mejor dicho, su hermana pequeña recauchutada, también me ha ganado con la mezcla azul noche y negro. ¿Quién dijo que azul y negro no funcionan juntos? Aunque debo comentar que es un Oscar de la Renta muy tipo Chanel ¿no?.


Ya he repetido muchas veces que me encanta todo lo que diseña Jenny Packham y este vestido que lleva Bea la fea América Ferrara no iba a ser la excepción. Una verdadera pena lo MAL que le queda.


Meryl Streep se conoce estupendamente y sabe de sobra qué le sienta como un guante y qué no. Me encanta.


Anastasia Steele suele ser muy sosaina pero ayer estaba guapísima. Últimamente "Saint Lurent que toca, Saint Laurent que acierta".


Gwyneth Paltrow (siempre tengo que googlear su nombre para escribirlo bien) fue otra de las que estaba espectacular. El escote asimétrico está un pelín pasado, pero el detalle de la flor lo compensaba con creces. Cada vez me gusta más la firma Ralph&Russo.


De Lupita no digo nada porque ya  está todo dicho. Una Diosa de ébano adornada con miles de perlas sobre un Calvin Klein.


Anna Kendrik fue otra delas que apostó por el color y no me puede gustar más.


JLo me gusta y me aburre a partes iguales. Soy muy fan de Elie Saab pero empiezo a pensar que o bien recicla y requeterecicla patrones o bien las famosas se prestan los vestidos. Tengo la sensación de haberlo visto ya muchas veces. Todas tan repetitivas.


La mujer de John Legend  me encanta. Si el vestido lo hubiera en blanco me lo pondría en mi boda. (Boda que no va a existir, por cierto).


M-E C-H-I-F-L-A menos es más y es un acierto siempre. Espectacular collar y percha. Cate Blanchett de  Margiela.


El clon de este Saint Laurent que luce Margot Robbie está en mi cesta de la compra de Mango desde hace un par de semanas. A ver si los catalanes sacan un descuentillo pronto y lo cuelgo del armario. Es ideal.


Y colorín colorado, mañana más.
¡Feliz lunes!



miércoles, 11 de febrero de 2015

Ya es oficial: Me encanta la nueva temporada de Zara

Con una nevada de 30cm debajo de mi ventana, lo mejor que puedo hacer es mirar la nueva temporada de Zara y enamorarme, una semana más, de casi cualquiera de las prendas que añaden como novedad. No hay nada más lógico que pensar en comprar ropa que no voy a poder estrenar hasta dentro de un mes (como mínimo) pero el ansia me puede. Qué le voy a hacer, soy así desde pequeñita.

Supongo que el hecho de que en la temporada otoño- invierno no haya comprado casi nada, probablemente la que menos en mucho tiempo, influya a la hora de ver la nueva colección con otros ojos. Además, ya he repetido cien mil veces lo poco que me gusta el invierno y mis ganas de que llegue el buen tiempo aumentan cada día. Pido por favor, que "Ice age el deshielo" llegue pronto a Vitoria y se esfume la tan amada nievo (desde luego por mi no).

No voy a comentar el nuevo look book, porque ya lo he visto varias veces en la blogsfera y me lo se de memoria. Os voy a enseñar prendas de la colección que, al menos a mí, me han robado el corazón.

Eso sí, no me puedo despedir sin dar "tironcito de orejas" al Amancio´s team, porque veo la colección de calzado un poco pobre (al menos por ahora) y ya sabéis amiguis, que soy una loca de los zapatos.

¡Feliz miércoles!













domingo, 8 de febrero de 2015

Goya 2015: Regular, para variar

Llevo bastante tiempo desaparecida porque, como dice mi compi, "no me da la vida". Afortunadamente estoy hasta arriba de trabajo y el blog, por desgracia, ha pasado a un segundo plano, pero lo primero es lo primero.

Ayer se celebró la entrega de los Goya y yo, cual niño de dos años, me fui a la cama a las diez, por lo que no la vi. A pesar de esto, desde que me he levantado he estado cotilleando los modelitos y, como siempre, no puedo faltar a mi cita con el critiqueo patrio. 

Como años anteriores el nivel, en general, ha sido bastante bajo en lo que a estilismos se refiere y creo que no soy la única que se pregunta ¿Por qué no fue Paula Echevarria? Aunque la mayoría de sus looks diarios me parecen propios del catálogo de disfraces, en este tipo de eventos suele subir el nivel medio.

Dejando la ausencia de Paulísima a un lado, comenzamos con el marujeo:

¿En serio has salido así de casa y nadie te ha dicho nada?

Emma Ozores con un vestido de Devota y Lomba que, de no ser por la ausencia de escote, me ha recordado a "Elvira; La chica de vanguardia que tiene retaguardia". 


Carolina Bang de Lorenzo Caprile, otra que ha querido jugar a las películas/series recordándonos a la madrastra de Blancanieves. Con lo guapísima que eres Carolina, ya te podían haber asesorado mejor ¿no?. Este estilismo te pone años y kilos a partes iguales y no te lo mereces.


 La madre de Cata de "Sin tetas no hay paraíso" no entiendo a qué ha querido jugar con este vestido corte sirena acabado en tul con una flor que ni la sevillana del wassap.


Nunca me ha gustado Macarena Gómez, no entiendo su éxito pero menos entiendo todavía este vestido, otra vez, de Lorenzo Caprile que no le sentaría bien ni a la mismísima Giséle (Diosa) Bündchen. De todas formas Lorenzo, esta noche te has coronado. Del bolso-pie prefiero no comentar nada.


Jamás pensé que diría esto pero "¿Dónde vas Nieves?" Se que es un vestido de Alta Costura de Stephane Rolland, una obra de arte y bla, bla, bla, pero no me convence. A pesar de la percha que tiene ella, el vestido no hay por dónde cogerlo. Mezclar la mitad de un chaleco, palabra de honor, body de malla, tie- dye, plumas y no sé cuántas prendas/ tendencias más, no ha sido buena idea.


Mención honorífica con Óscar y Goya incluidos para Massiel que pasaba por allí camino a la discoteca. No soy capaz de encontrar otra explicación.


Qué monada ¡Por DioR!

A María León le sentaba este diseño de Fernando Claro como a un Santo dos pistolas. Me encanta el vestido pero no le puede sentar peor. Ya se lo podía haber dejado a Nieves Álvarez.



Enamoraíta perdía estoy de este vestido de Sybilla que lució Elena Anaya. Guapa no, lo siguiente.


Aunque ella me cae fatal, tengo que reconocer que el vestido que llevó Úrsula Corberó de Teresa Helbig me gusta mucho. Por original y porque le sentaba como un guante, a veces arriesgar tiene su premio.


Alexandra Jiménez de Santos Costura no iba mal teniendo en cuenta el nivel. Ha entrado en el team yes de casualidad.


Me ha costado decidir si India Marínez de Bluemarine me gustaba o me aburría soberanamente. Al final, después de mirar la foto un tiempo, he decidido que me gusta. Creo que el aire alfombra roja de los Óscar es lo que me ha convencido. De hecho me recuerda a JLo.


Hasta aquí mi crónica- destripe de los Goya, ansiosa estoy con el siguiente sarao- entrega de premios.

¡Mil gracias por estar al otro lado y feliz domingo!


lunes, 12 de enero de 2015

Globos de Oro 2015

Ayer se celebró en Los Ángeles (dónde si no) la entrega de los Globos de Oro, de este recién estrenado, 2015. Como cada vez que hay un "sarao" de semejante magnitud mi lengua viperina no puede estar quieta, hoy critiqueo  analizo los cinco mejores y cinco peores looks de la gala.

¡Que comience el show!

OMG ¿Cómo has podido elegir "ESO"?

1. Allison Williams, Lena Dunham, Jemima Kirke y Zosia Mamet más conocidas como Marnie, Hannah, Jessa y Shoshanna, son mis "Girls" de la pequeña pantalla, fuera de ella, sarao que pisan look de espanto que se ponen. ¿Dónde están sus estilistas?





2. Amal Alamuddin, también conocida como la Sra. Clooney decidió marcarse un Julia Roberts en Pretty Woman con esos guantes blancos que, a lo mejor, a principios de los 90 tenían algo de sentido pero desde luego en 2105 no.


3. Dakota sosaina Johnson es la nueva Anatasia Steele y, al igual que su personaje de ficción, aburre a las piedras. Este look de sirenita trasnochada no me puede espantar más.


 4. Keira Knightley de Chanel alta costura. Ni siquiera estar embarazada es una escusa para ponerse semejante trapo. Debo reconocer que la primera parte del vestido me gusta pero esos volantes a lo sevillana del wassap, no pintan nada.


5. Lana del Rey es de mis voces femeninas favoritas pero, una vez más, deja claro que no se entiende con su estilista. Eso o que en un alarde de reciclaje, rescató del rincón del olvido el modelito de su baile de prom, allá por 1997 aproximadamente. Horror.



¿Me lo prestas, por favor?


1. Amanda Peet, me gusta mucho. No es el vestido más bonito del mundo pero el conjunto es espectacular. La percha viene de serie y tanto el peinado como el maquillaje están elegidos de diez.


 2. Emily Blunt de Michael Kors no arriesga mucho pero definitivamente es uno de los aciertos de la noche. Me encanta.


3. Emma Stone de Lanvin es otra de las que anoche conquistó la alfombra roja. Una opción más que válida al eterno vestido.


4. Heidi Klum a lo Jessica Rabbit vestida de Versace no me puede gustar más.


 5. Jenny-from-the-block o from the clínica-de-botox estaba radiante enfundada en este Zuhaid Murad. Sin duda ha sido la diosa griega de los Globos de Oro.


Como ya me ha sucedido en otras ocasiones, la lista de "me encanta" ha sido mucho más difícil que la de "quémalo y haz el bien". Nunca entenderé como es posible ir a una entrega de premios mal vestida, o peinada o con un vestido que te sienta fatal, teniendo a tu disposición los mejores estilistas, diseñadores, etc. ¿Será cuestión de "que hablen de ti, aunque sea mal"?

Debo hacer mención especial a mis chicos de Entourage que me vuelven loca. Vincent Chase Adrian Grenier no eligió el mejor traje, ni de casualidad, pero con esa cara se lo perdono todo. Me pasa como con el Sr. Palermo, no puedo ser objetiva.

¡Guapos!



¡Feliz lunes!